La revolución de las impresoras 3D en la tecnología industrial

La revolución de las impresoras 3D en la tecnología industrial

Mientras estás leyendo este post el mundo está viviendo una nueva revolución industrial y es que la aparición a través de la investigación y el desarrollo de las impresoras 3D ha hecho que el concepto de construcción y creación haya dado un salto, un avance exponencial del que todavía no somos conscientes. Por este motivo queremos dedicar la publicación de hoy a contaros algunas de las ventajas que esta innovación está suponiendo y podrá suponer para nuestro futuro y quizás en un breve espacio de tiempo, para nuestro presente, desde avances en la medicina hasta cosas más prácticas como proyectar el molde de tu piscina para llevárselo a DTP y sepan cómo lo quieres.

Cuando hablamos de impresión 3D se nos viene a la mente la creación de pequeños objetos mediante un software que, enviado a una impresora correspondiente, traslada nuestros diseños a la realidad en tres dimensiones, pero además de esta solución, os plantearemos otras utilidades, otras ventajas de esta incipiente tecnología que tan buenos resultados y esperanza está aportando a la medicina.

Acelera el tiempo de producción y venta

En este caso el beneficio sería para las empresas que se encargan de producir en masa y vender al público y es que la impresión de la impresora 3D permite que los tiempos de producción se reduzcan considerablemente y salgan los productos mucho más rápido al mercado. Esto permitirá obtener el producto que se desea en un menor espacio de tiempo y con la mayor calidad posible en sus gráficas.

Capacidad de personalización

Al poseer la capacidad de crear sus propios modelos, accederás a personalizar los diseños a futuro de diferentes objetos como pudieran ser la ropa o la joyería. Esto nos llevará a tal punto que cada objeto tenderá a ser único ya que su creador decidirá como lo quiere exactamente. La capacidad de personalización que pueden llegar a permitir las impresoras 3D nos llevará a considerar que cada objeto se podrá reproducir en masa o en su defecto, hacerlo único.

Reducción de costes de producción

Las impresoras 3D nos ofrecen como ventaja la reducción parcial tanto de costos de producción como de transporte ya que el objeto que tienes diseñado en un software lo podrás imprimir desde tu casa con las mejores gráficas a un precio muy ajustado.

Aumento en la innovación

Con las impresoras 3D se podrán imprimir prototipos de modelos en cuestión de horas obteniendo comentarios al respecto para mejorar los respectivos diseños de las copiadoras y repetir el ciclo hasta que los diseños de las gráficas sean los perfectos. Se podrá innovar tanto en detalles como en diferentes modelos para la impresora 3D. En este apartado en el que empresas de múltiples sectores se pueden centrar. Uno de los ejemplos más simples es que si nosotros como consumidores quisiéramos comprar una piscina para nuestra propiedad pero antes de fabricarla la quisiéramos ver para saber cómo sería el resultado final en el contorno de nuestra parcela, podríamos llegar a recrearla en tres dimensiones consiguiendo así que nosotros como clientes finales tuviésemos la capacidad de poder ver cómo quedaría antes de comenzar su fabricación y montaje. En este tema en concreto, el de las piscinas, os recomendamos DTP Piscinas, que llevan la innovación al límite para ofrecerles una gran experiencia en la compra a sus consumidores.

Mejora la comunicación

Siguiendo con el ejemplo anterior de las piscinas, os añadimos una nueva ventaja y es que por todos es conocido que una imagen vale más que mil palabras. Así que con un modelo de impresora 3D apropiado podremos explicar nuestras ideas mucho más claramente y llevar la presentación de un producto, prototipo y desarrollo a otro nivel hasta ahora inalcanzable ya que con una impresora 3D seremos capaces de presentar cualquier modelo en dimensiones reales o escaladas pero con sumo detalle y pudiendo llegar a expresar más que un plotter o unas diferentes gráficas que con esta tecnología, se han quedado atrás a pasos agigantados.