Novedades tecnológicas en el modelismo

Novedades tecnológicas en el modelismo

¿Sabéis cuál fue uno de los regalos más demandados en navidad y sigue siéndolo ahora en cumpleaños y demás eventos? Los drones y los coches de radiocontrol, en otras palabras: el aeromodelismo y el modelismo y el motivo es bien sencillo: porque ahora hacen maravillas con esas tecnologías.

Muchos han tenido la brillante idea de comprarse cámaras deportivas estilo GoPro y añadirlas de alguna manera a la cubierta de estos aparatos. De este modo consiguen imágenes únicas desde el aire, con movimientos imposibles sobre un vehículo o desde perspectivas extrañas y originales. Pero la cosa no queda ahí, la tecnología que se han aplicado y se siguen utilizando en el modelismo es impresionante. De hecho, algunos drones llevan la misma tecnología que algunos aparatos de inteligencia militar y eso demuestra su eficacia.

Personalmente soy apasionado del modelismo clásico, a mí eso de volar con drones me va menos, pero reconozco que es una auténtica pasada. Mi colección se centra en coches de Rally, Lemans, e incluso algunas motos muy buenas (todo hay que decirlo). Una de mis tiendas favoritas es Racing Modelismo porque tienen una gran variedad de modelos en su amplio catálogo y adapta muy bien los precios ajustándolos lo máximo posible.  Si os gusta todo este tema os la recomiendo, y también os diría que echéis un ojo a grandes superficies porque, a veces, tiendas como Carrefour, El Corte Inglés o Mediamark sacan ofertas realmente increíbles. Lo que pasa es que en este último caso hay que tener paciencia, porque a veces tienen ofertas y artículos en promoción y otras veces no así que, como no se puede saber cuándo van a poner un stock de drones o modelismo pues, lo mejor que puedes hacer, es ir echando un ojo cada cierto tiempo.

La última noticia que tengo sobre tecnología aplicada a coches radiocontrol tiene mucho que ver con el tema de la frenada: están aprendiendo a derrapar. Por ahora las pruebas que se han realizado con este tipo de tecnología van encaminadas a ver el comportamiento de diferentes vehículos sin necesidad de que haya un conductor en su interior. De este modo evitamos la posibilidad de accidentes con daños personales. Pero ya se están oyendo voces que aseguran que van a aplicar esa nueva tecnología a los modelos maquetados de coches de carreras controlados por radio frecuencia y, cuando el río lleva, agua  suena. Por lo visto, una empresa llamada Georgia Tech, ha creado una plataforma para trabajar en este asunto y la han llamado AutoRally.

AutoRally

Se trata de un coche relativamente pequeño (un metro de largo) pero con un pero total de 21 kilos, y es que hay muchos sensores y procesadores que cargar para convertirlo en inteligente. Para tirar de él hay un motor eléctrico que es capaz de propulsarlo hasta los 100 kilómetros por hora.

EL chasis realmente proviene de vehículos de radio control normal, al que se le han modificado partes mediante impresión 3D, y se ha dejado espacio para colocar sensores como GPS, una IMU, un par de cámaras de alta velocidad, sensores en las ruedas y un ordenador bastante potente: Core i7 con una gráfica Nvidia GTX 750 GPU y 32GB de RAM.

Si este coche sale a la venta, tiene que ser mío.