Robos con la última tecnología

Robos con la última tecnología

Cuando hablamos de transferencia de datos unos piensan en datos personales que han podido subir en algún momento a la red, otros en datos bancarios que sean hackeados para robar y otros en, simplemente, copiar un archivo de un disco duro a otro, o incluso descargar algún documento de Internet, y en todos los casos las respuestas son correctas, pero hoy vamos a hablar de otro tipo de transferencias de datos: los mandos de garajes.

La mayoría de garajes de nueva construcción vienen ya provistos de modernas puertas de garaje eléctricas que abren y cierran mediante mandos a distancia para que el conductor del vehículo no tenga que salir de su vehículo para poder acceder al interior del espacio. Esto es una gran comodidad para todos pero también un peligro.

Cuando perdemos o se nos rompe el mando del garaje ¿qué hacemos? Contratar a empresas especializadas para que nos hagan una copia de ese mando que hemos perdido ¿verdad? Empresas serias como mandobox.com son capaces de venderte un mando compatible con la radiofrecuencia de tu garaje para que, tras buscar la clave concreta, puedas abrir y cerrar el garaje con total normalidad. Mandobox, que es la empresa que conozco porque ya he acudido a ellos un par de veces, puedes seleccionar el mando que buscar partiendo del color de la carcasa, de los botones, de la marca o incluso del tipo de pila y, a partir de ahí, iniciar una búsqueda más especifica entre su amplia gama de productos.

Cuando recibes el nuevo mando en casa ¿qué debemos hacer? Es muy simple, se hace una transferencia de datos y se capta la frecuencia en la que trabaja el motor de la puerta del garaje para poder adaptarlo y que sea usable tal y como lo necesitamos.

Ahora bien, si nosotros podemos hacer esto pagando unos 50 euros que puede costar, como mucho, un mando de garaje universal ¿no lo pueden hacer también los ladrones?

Obviamente el ladrón que entra en una casa vacía sólo porque la ve en ese momento así lo que va a hacer es forzar la cerradura, no se va a complicar mucho más la vida. Pero hay ciertas bandas organizadas de ladrones de garajes, coches y almacenes que trabajan a base de transferencias de datos entre mandos electrónicos a distancia y con ellos sí que hay que tener cuidado.

shutterstock_104094896reducida

Cuidado con los mandos de los coches

Uno de los consejos que se dan, por ejemplo, es que no uses el mando a distancia del coche en lugares públicos y motivo es muy sencillo.

Últimamente varios ladrones tecnológicamente muy bien armados, se pasean por los parkings y garajes públicos, así como por aparcamientos de las diferentes ciudades con sistemas de radio frecuencia que si están cerca de tu coche cuando tú lo abres o cierras con el mando a distancia, captan las ondas emitidas emitidas por este en el momento del cierre o apertura y las guardan directamente para reproducirlas una vez estén a solas. De esta manera pueden abrir el vehículo sin miedo a que suene una alarma y sin forzar ninguna cerradura. De hecho, una persona que pasase al lado de ellos podría pensar perfectamente que son los dueños del coche.

Por este motivo, y por otros más en los que tampoco voy a entrar o esto se haría eterno, hay que tener cuidado con los mandos de garaje, vehículos o cualquier otro mando a distancia que funcione con radio frecuencia y se utilice como llave para abrir o cerrar algún espacio donde haya algo de valor.