Las APP y su futuro empresarial

Las APP y su futuro empresarial

No es la primera vez que veo anunciado el algún tipo de tablón o de portal de formación cursos para aprender a crear nuevas app, y tampoco es la primera vez que alguien me pregunta al respecto. Esta vez ha sido mi primo pequeño que, emocionado con las nuevas tecnologías ha decidido indagar un poco en este mundo y he de decir que tiene buenas ideas. Para empezar, el muy cabroncete, se ha puesto en contacto con un traductor jurado de francés para que le diera presupuesto para traducir su app, porque atención a su idea.

Pretende crear una APP para viajar a Francia, con contenido en castellano y francés, donde el usuario encontrará información, planos, monumentos, guías, precios  de entradas, dónde comprarlas y mucho más. La idea no es mala, el problema es que no es el primero que piensa algo así, y no sólo de Francia sino también de casi todos los países del mundo (por no decir todos la verdad).

APP buenas y malas también

Personalmente me parece que tiene futuro, el mundo de las app digo, porque van a estar mucho tiempo en la cresta de la ola, pero claro, hay que ser muy original para no acabar inventando algo que ya existe y no estoy pensando precisamente en el Candy Crash.  Por ejemplo, padres de familia anuncian la creación de una app que rastrea estudiantes. A ver, que está muy bien eso de que los padres se preocupen por sus hijos intenten que no se fumen las clases, pero de ahí a rastrear al estudiante como si fuera un preso… pues no lo veo. De hecho, yo diría que es anticonstitucional… aunque como son menores lo mismo sí está permitido. ¿Pero quién no se ha fugado alguna vez de clase para ir al cine, a merendar con los colegas o al centro comercial?

Sin embargo, que “Malaga Comercio” anuncie una nueva app para los trabajadores sí me parece un adelanto, algo positivo que traerá algo bueno, y no sólo control parental.

Y es que yo soy de los que piensa que a los adolescentes de hoy en día, lo que les falta, es una buena educación y lo digo muy enserio. Sería mucho más beneficioso enseñarles respeto, educación y valores antes que ponerles un gps en la mochila porque al final, si el chaval no quiere entrar en clase, no lo va a hacer y además es contraproducente sentri que te están controlando cada paso.

Yo recuerdo cuando era niño y, cuando más me controlaban, más rebelde era. Sin embargo, si depositaban la confianza en mí, era el niño más responsable que nadie podía echarse a la cara.

En fin, que me enrollo, lo que iba a decir es que si alguien está verdaderamente interesado en este tema no debe caer en la tentación de hace cualquier curso en Internet sobre creación de app porque no logrará nada, como mucho perderá el dinero. Mi consejo es que busque nuevos cursos o especializaciones en universidades o en empresas renombradas como Google, que saca cursos todos los años, pero nada de caer en la tentación de un curso de “dios sabe quién” por el que pagas 300 euros.