Escáner dental, mucho más seguro que uno convencional

Escáner dental, mucho más seguro que uno convencional

El escáner es un aparato o dispositivo utilizado en medicina, electrónica e informática, que explora el cuerpo humano, un espacio, imágenes o documentos.

Entre los distintos tipos de escáner lectores de imágenes que existen en la actualidad destacan los siguientes:

Escáner de ordenador: se usa para introducir imágenes de papel, libros, negativos o diapositiva, y pueden reconocer caracteres o imágenes. El escáner 3D es una variación de este para modelos tridimensionales y permite «escanear» o «digitalizar» imágenes o documentos, y lo traduce en señales eléctricas para su procesamiento.

Escáner de código de barras: al pasarlo por el código de barras manda el número del código de barras al ordenador y avista de que la lectura ha sido correcta. Son comunes en los comercios y almacenes.

Identificación biométrica: se emplean distintos métodos para reconocer a la persona autorizada, como el escáner del iris, de la retina o de las huellas dactilares.

Escáner médico: se usan varios sistemas para obtener imágenes del cuerpo, como la TAC, la RMN o la TEP. Se suele referir a estos sistemas como escáner.

Entre los sistemas que rastrean o buscan señales o cosas, tenemos el escáner corporal típico de los aeropuertos, para sacar una imagen corporal bajo la ropa y el escáner de radiofrecuencias, que buscan entre el espectro de radio una que se esté emitiendo.

Escáner dental VS escáner dental

Los escáneres son muy empleados en la medicina. En odontología, se usa la tecnología Cone Beam CT, que a diferencia de los escáneres médicos convencionales que están diseñados para la exploración del cuerpo entero e implica una alta dosis de radiación, está especialmente pesnado para los estudios dentales y maxilofaciales, y así se minimizan los artefactos de la imagen causados por el movimiento del corazón, pulmones e intestinos. Combina la tecnología Cone Beam con un lector Flat Panel y ofrece prestaciones superiores a las de otros escáner. Su calidad es mayor y el tiempo empleado es menor, y la postura del paciente más cómoda.

Gracias a esta tecnología es posible acceder con facilidad a la imagen multiplanar en los tres ejes del espacio, y en un un solo giro proporciona múltiples imágenes y reconstrucciones tridimensionales (3D) precisas de cualquier zona de la cavidad oral. La resolución de la imagen es isotrópica lo que da como resultado imágenes sin distorsión ni magnificación a escala. Con esto se consigue mejorar la resolución espacial de la imagen al trabajar con pixeles más pequeños.

Y es que la calidad de la imagen varía en función de la calidad del sensor, en este caso, Flat Panel, que a diferencia de los detectores CCD y los sistemas de intensificación de imagen no distorsionán la imagen, que puede ser directamente procesada para obtener estudios de alta calidad, definición y contraste.

Ente las ventajas del i-Cat destacan las siguientes:

  1. Rapidez y comodidad, ya que toma las imágenes en un tiempo de entre cinco a quince segundos. El paciente esta cómodamente sentado sin agobios y totalmente relajado.
  2. Imágenes de alta calidad, ya que toma las imágenes en los tres ejes del espacio a escala real con una resolución submilimétrica.
  3. Escala 1:1, por lo que las imágenes no presentan distorsión ni magnificación y todas se presentan a tamaño real.
  4. Resolución submilimétrica, lo que ofrece cortes de hasta 0.2 mm de espesor de cualquier región anatómico
  5. Disminución de los artefactos producidos por coronas metálicas, implantes dentales y material de osteosínteis.
  6. Reducción de la dosis de radiación, hasta el 90% en comparación con un escáner médico convencional. La dosis es un poco más baja que la de una radiográfica periodontal normal.
  7. Protocolo de exploración pediátrica, lo que ermite el ajuste de la radiación dependiendo de paciente. En el caso de un niño recibiría sólo un 50% de la dosis de una persona adulta.
  8. Compatibilidad, ya que las imágenes obtenidas son completamente compatibles con todos los programas informáticos,m incluso con los más potentes para poder, así, planificar implantes dentales, cirugía guiada, fabricar modelos biomédicos o planificar ortodóncias y cirugías ortognáticas.

Y es que contar con las nuevas tecnologías es garantía de profesionalidad y eficacia.