¿Cómo elegir asesoría para tu equipo?

¿Cómo elegir asesoría para tu equipo?

Actualmente el prescindir de una asesoría si tienes un negocio es una mala decisión. Siempre es necesario tener los servicios de un profesional que pueda asesorarte en cuestiones tales como los impuestos, que cada vez son más complicados y donde los plazos son más ajustados. Lo que puede hacer por ti, entre otras muchas cosas es ayudarte a optimizar los recursos y que crezca tu empresa.

Asesoría fiscal y contable

Primeramente hay que tomar la decisión sobre si se precisa de un servicio de asesoría fiscal, contable o los dos. Muchos de los despachos profesionales lo que hacen es ofertar ambos.

¿Cuál es la diferencia?

Desde la experiencia que tiene el despacho de Martin Laucirica, creen que muchas veces todo esto no se tiene muy claro por parte de la clientela. A grandes rasgos, lo que hace la asesoría contable es que hace la contabilidad de la empresa, de tal forma que queden claros todos los movimientos que hace la empresa y de que quedan reflejados de la manera ideal. Se hace la contabilidad y se proceden a rellenar los libros que la administración establece como obligatorios.

Si vamos al servicio fiscal, lo que hace es estar centrado en la revisión de la documentación, especialmente en completar y entregar los modelos tributarios con la totalidad de información por parte de la empresa.  La ayuda de un profesional hace posible que no haya errores ni problemas con hacienda.

¿Qué debemos pensar antes de decantarnos por una asesoría?

Vamos a ver este interesante tema:

¿Cuáles son los servicios que ofrece?

Existen cada vez más asesorías que prestan sus servicios mediante una serie de planes. Lo mejor en este sentido es pedir el catálogo completo y analizar si alguno de ellos puede adaptarse a las necesidades que tengas.

Normalmente suelen ir de los más básicos, destinados a empresas de reducido tamaño o a autónomos, hasta otros más completos, los cuales se piensan más para empresas de mediano tamaño o de gran tamaño.

Hay que informarse bien de lo que incluye cada uno de ellos y de cuáles servicios son los que no están incluidos en este sentido.

Debes mirar la calidad del servicio, no únicamente el precio del mismo.

El precio siempre va a ser importante, pero cuando se habla de las finanzas de la empresa y del crecimiento de la misma, conviene no escatimar.

Hay que valorar, por encima de los propios costes, la calidad en el servicio que vamos a recibir. Quizá puede que estés dispuesto a pagar algo más si la asesoría te dará un valor añadido, conviene valorarlo.

Hay que mirar siempre que se puede cómo es la atención y el trato que se recibe en los primeros contactos, de tal manera que te puedas guiar por las sensaciones a este respecto.

Aportar información que se encuentre actualizada

En un mundo digital como en el que vivimos, la tecnología ya es parte fundamental de nuestra vida. En este sentido, las empresas están viviendo su proceso de digitalización, por lo que es necesario encontrar una asesoría que se adapte a ti y no al revés.

Por este motivo, lo mejor es optar por los despachos más actualizados en el apartado de las nuevas tecnologías. Puedes verlo en detalles como si tienes web o redes sociales, si usan software de gestión, si la comunicación de los asuntos la hacen mediante la rede de redes, etc. Son preguntas que es necesario hacerlas.

Formación del asesor y la experiencia del mismo

No hay que tener dudas a la hora de preguntar al asesor, que deberá tener experiencia previa en las empresas del mismo sector.  Cuando se contratan los servicios, siempre hay que dar el valor que tiene a que ellos conozcan tu negocio lo mismo que tú. De esta forma van a poder asesorarte de la mejor manera y entender así las necesidades que pueda tener tu propio negocio.

La reputación de la asesoría en cuestión

Actualmente, gracias a Internet, no es complicado conocer información detallada sobre los despachos en Internet. Cuando hayas recabado una lista de favoritos, puedes invertir tiempo en la búsqueda de opiniones en redes sociales o en Facebook, de tal forma que podamos saber lo que dice la clientela.

Son unas referencias que pueden ser de gran ayuda y así colaborar a que tomes una decisión final al respecto.

Los tiempos están cambiando y si tomas un poco de tiempo a la hora de seleccionar la asesoría, seguro que lo vas a notar de manera positiva, por lo que te recomendamos que te pongas manos a la obra en este sentido, merecerá la pena.