La impresión 3D marcará el futuro

La impresión 3D marcará el futuro

El desarrollo tecnológico siempre nos ha llevado a la humanidad a seguir avanzando durante nuestra vida, a veces de una forma más pausada y más dilatada en el tiempo y otras, en cambio, ha conseguido progresar de una forma realmente vertiginosa, dando grandes saltos en los avances, en breves espacios temporales. Y es que a nadie le sorprende ya poder conectarse mediante videoconferencia con alguien que esté en otra parte del mundo o crear un vehículo con una impresora 3D en cuestión de horas, pero hasta hace poco, esto era impensable. Con esta tecnología Tecnologyk nos hace cada día la vida un poco más fácil.

Tal y como os hemos adelantado, la tecnología en estos momentos avanza a pasos agigantados y un buen número de compañías han apostado por desarrollar e impulsar el campo de la impresión en 3D como Tecnologyk, llevándolo cada día un paso más lejos, ofertando al cliente nuevas propuestas que dado el coste de la impresión resultan rentables para los compradores que, poco a poco, van decantándose por esta opción, ya que nos permite poder diseñar una pieza o el objeto que nos haga falta y hacerlo realidad en un breve espacio de tiempo, dejando de depender así de estándares que podríamos encontrar en grandes almacenes para poder poseer lo que realmente queremos y necesitamos, desde engranajes diminutos de maquinaria de relojes a coches o viviendas a nuestro gusto y siempre cumpliendo los estándares de seguridad y calidad.

Esta tecnología, que ha comenzado no hace muchas fechas a venderse al cliente de a pie mediante impresoras de pequeño tamaño para poder experimentar, lleva ya años usándose en campos mucho más importantes como son los relativos a la salud, y es que ya se han dado varios casos en los que se ha usado esta tecnología para poder imprimir huesos, cartílagos y músculos que han devuelto una gran calidad de vida a las personas que los necesitaban. Además de este uso que hemos mencionado relativo a la sanidad, también se ha desarrollado mediante el diseño exacto del primer vehículo creado completamente por una de estas impresoras y es que muchas compañías están mirando de reojo este hito tecnológico puesto que además de ser más cómodo y rápido y pese al coste inicial elevado que todavía tiene por su reciente aparición, a la larga se prevé que pueda abaratar en gran medida los costes de producción en los sectores en los que su uso sea viable.

Tal y como os mencionamos, en determinados sectores, la implantación de esta tecnología se está llevando a cabo con gran interés, y es que en China ha habido una compañía constructora que ya ha dado un paso más y no solo se ha atrevido a imprimir determinadas piezas para sus viviendas sino que tras varios años de investigación en la materia han logrado levantar las primeras casas con unas impresoras 3D de un tamaño hasta el momento impensable. Esta constructora ha querido marcar una época y es por ello que no ha hecho pequeños apartamentos sino que se ha involucrado en un proyecto a gran escala, puesto que ha levantado una edificación de cinco pisos con un total de unos 1.100 metros cuadrados usando tan solo la impresora 3D.

Para poder llevar este hito a buen puerto, la compañía promotora de la obra ha tenido que desarrollar desde cero una macro impresora cuyas medidas ya asustan y es que firma sobre papel una altura de seis metros y medio aproximadamente por diez de ancho y nada más y nada menos que cuarenta de largo. Pero la impresora por sí sola no trabaja y es que como toda impresora, necesita su tinta, la cual en este caso ha sido la combinación de cemento de secado rápido, residuos procedentes de la industria como es el caso del vidrio y un componente que ha aportado endurecimiento a la mezcla. Con la impresora lista y el componente en el estado correcto para imprimir, la impresora fue creando por capas las diferentes partes de la vivienda que una vez impresas correctamente, tan solo han tenido que unir o instalar los operarios para finalizar la construcción.

La realidad del ahorro con la impresión 3D

Por el momento es pronto para saber realmente el ahorro que supondrá el uso generalizado de esta nueva tecnología pero según los datos de la empresa china que ha fabricado esta vivienda de cinco plantas, gracias a esta técnica se puede lograr un ahorro en torno al 60 por ciento en los materiales de construcción así como un 70 por cien en el tiempo transcurrido en la creación y hasta un 80 por ciento en los costes laborales. Además y también según los datos de la constructora, podríamos llegar a construir diez viviendas en tan solo 24 horas usando varias impresoras al mismo tiempo.