A los 28, toda una fiesta

A los 28, toda una fiesta

Este año mi hija Nela sale de quinta. Cumple 18 años. Es un acontecimiento verdaderamente importante en la vida de una adolescente. Entonces me gustaría que lo celebráramos también en casa con la familia y amigos. Hemos decidido darle una sorpresa, me sopló la idea un buen amigo mío y… ¡me encantó! Dice que se la hicieron a un colega de trabajo que se jubilaba y que fue muy emocionante. Con lo cual, al igual que actuaron ellos, vamos a encargar a la empresa ControlP, una tienda online de impresión digital textil, todo tipo de soportes publicitarios, tanto de exterior como de interior, que pediremos a la empresa que personalice con la fotografía, el nombre, los años cumplidos (con los acontecimientos importantes transcurridos cada año) y algunas de las frases sacadas de los poemas que escribe Nela, porque ¡sí!, a mi hija le gusta con locura escribir y, de hecho, quiere estudiar filología y literatura hispánica el año que viene en la universidad de Valencia. En fin, que a mi parecer esa sorpresa, Nela se la merece ampliamente.

shutterstock_256958533reducida

Al ser madre soltera las cosas no fueron para nada fáciles

Tengo que especificar que soy madre soltera y las cosas no fueron para nada sencillas, y al vivir en un pueblo de 500 habitantes, en el que todo el mundo se conoce y en el cual las apariencias suelen ser a menudo más importantes que todo lo demás, ¡pues ni os cuento! Sin embargo y a pesar de las múltiples penurias, malos momentos que nos tocó vivir, Nela nunca se quejó y siempre fue muy buena, responsable y cariñosa conmigo. De hecho, cuando hablo con algunas de mis amigas cuyos hijos tienen la misma edad que mi hija, me percato de que en regla general suelen ser más caprichosos y pueriles que mi niña. Lo cual, supongo será lógico cuando los niños tienen a ambos padres que los adoran y les dan todo los caprichitos y cosas que quieren ¡incluso antes de que ellos mismos hayan abierto la boca! Pero bueno, no quiero criticar esta forma de actuar, porque quizá hubiese hecho yo lo mismo si el padre de mi hija no nos hubiese dejado sin dar ya nunca más señales de vida y si yo hubiese tenido los medios para ello. Las cosas son así y ya no hay vuelta atrás… De todas formas a día de hoy soy feliz: tengo un novio con el que no vivo pero con el que comparto gustos y aficiones, tengo un trabajo que no me da para locuras pero con el que estoy satisfecha, y tengo por fin y sobre todo a una preciosidad de hija que me colma y me llena de satisfacción. ¿Qué más puedo pedir? Otras personas no tienen ni el cuarto de lo que tengo yo…

Ay… Cuando me paro a pensar, me parece mentira que Nela esté a punto de cumplir ya 18 añitos. ¡Si parece que fue ayer cuando nació, cuando era un bebé regordete y que la tenía yo en brazo! Pero así es la vida… Ay… Estoy segura que será una gran fiesta. Además, al ser su aniversario en mayo, lo más seguro es que haga buen tiempo y calor. Por lo cual, lo podremos celebrar en el patio de mis padres. Con los fly banners y las banderolas publicitarias personalizadas quedará todo súper chulo. Aparte de ello, sus amigos también han pensado en homenajearla y para ello han buscado y reunido varias fotos en las que aparecen todos ellos junto a ella y han pedido a la empresa ControlP que personalice un gran cuadro con todos esos bonitos recuerdos. Creo que este detalle la emocionará un montón. En fin, os dejo que me quedan muchas cosas por preparar…