Claves para gestionar un gimnasio en la era digital

Claves para gestionar un gimnasio en la era digital

Los gimnasios son lugares mágicos, de verdad no es marketing. Piensa en un gimnasio como si fuera un lugar en el que venden emociones, porque no hay nada tan emocionante que batir tu límite levantando peso, consiguiendo realizar esa postura tan complicada de yoga, o relajándote en la sauna.

Si has conseguido identificarte con esos pensamientos es que sabes de lo que hablamos. Siempre es agradable ir al gimnasio, más aun cuando la sociedad pasa mucho tiempo sentado en frente de una pantalla. Lo único que puede igualar el gimnasio es salir a hacer deporte a la calle, lo que es más complicado por muchos factores que no vamos a tratar hoy.

Puede pensarse que los gimnasios son lugares iguales en todos sitios, pero no es así. Un gimnasio depende en gran medida de la empresa que lo gestiona, de manera que una empresa implicada en una gestión responsable y que aporte valor a los clientes conseguirá muchos más resultados que un gestor que no presta atención a los detalles.

Los clientes de hoy en día buscan en los gimnasios lugares para desconectar, y incluso si no van a quemarse haciendo deporte, quieren que la experiencia sea lo más productiva posible. Tener en cuenta esto supone que tienes que ofrecer servicios para los gustos e intereses de todo tipo de clientes.

Tener clases supone una gran mejora para los intereses de los clientes, ya que además del circuito de máquinas disponen de un ejercicio diferente al que ir. Además, clases como yoga suponen un reclamo para aquellas personas que quieren ir principalmente a realizar actividades sueltas.

La gestión de un gimnasio no es para nada fácil, sobre todo ahora que la tecnología está por todos lados. Saber adaptarte supone sobrevivir y conseguir más clientes, y para ello hoy os traemos algunos consejos muy valiosos para adaptar tu gimnasio al momento actual. De esta manera conseguirás llamar la atención de los posibles clientes, fidelizarlos y tener unas instalaciones novedosas.

Pequeñas acciones generan grandes beneficios

No pospongas las inversiones en tecnología. No dejes que las mejoras técnicas de tu gimnasio caigan en el olvido. El público busca gimnasios con comodidades de alta tecnología, como wi-fi gratuito, equipos con sincronización bluetooth o software de seguimiento. Así que si estás buscando hacer actualizaciones para tu centro, tu primer enfoque debería ser invertir en tecnología.

Piensa en invertir en tecnología que pueda favorecer la experiencia tanto a los clientes como a ti mismo. Es el caso de los controles de acceso con identificadores biométricos. Puedes buscar el modelo que más te conviene en tiendas como GestiGym, una empresa dedicada a la venta, instalación y configuración de control de acceso para gimnasios con gran experiencia en su sector y un equipo profesional altamente cualificado.

Utiliza el poder de la búsqueda local. Una de las razones por las que tus clientes se inscribirán a tu club será la ubicación. Asegúrate de que está activo y bien geolocalizado en aplicaciones como Google My Business y que en tus canales y redes sociales los usuarios pueden encontrar sin problemas cuál es tu localización.

Realiza un seguimiento de cada baja. Crea protocolos de actuación para que tu equipo sepa qué debe hacer cuando un miembro quiere cancelar su cuota de socio. Las acciones pueden ser diversas, desde un último intento para que el usuario no se dé de baja, enviar una encuesta para conocer los motivos si ya lo ha hecho o su inclusión en tu base de datos, si así lo consiente, para el envío de novedades o eventos.

Implementa técnicas de up selling. Busca formas únicas de mejorar la experiencia de tus miembros en el gimnasio al mismo tiempo que cumples sus objetivos. Aquí podrás practicar tus habilidades para el up selling enseñándole a tus socios todo lo que puedes ofrecerles. Si no ofreces ningún servicio complementario, prueba a buscar acuerdos con masajistas, restaurantes o otros comercios de alrededor.

Aporta contenido de valor. Elabora contenido para tu blog y redes sociales que resuelva las dudas y sea útil para los internautas. Conviértete en un referente y destaca para que los canales online sean tu escaparate. De esta manera vas a conseguir que el cliente sepa que hacer antes de ir al gimnasio, conozca tu método de trabajar y sobre todo conseguirás que te recuerde.